Ciberseguridad y la protección de datos personales en las redes sociales

ciberseguridad en las redes sociales

Las redes sociales se han convertido en una parte esencial de la vida cotidiana, tanto a nivel personal como profesional. Sin embargo, también implican riesgos para la privacidad y seguridad, ya que pueden ser utilizadas por ciberdelincuentes para acceder a la información personal, robar identidad, extorsionar o difundir contenido falso o malicioso.

Por eso, es importante tomar medidas de ciberseguridad en las redes sociales para proteger los datos personales en las redes sociales, y crear conciencia de los derechos y obligaciones que tienen los usuarios. 

Un buen punto de partida para la ciberseguridad en las redes sociales es:

  • Revisar la configuración de privacidad de los perfiles en línea

Cada red social tiene sus propias opciones para determinar quién puede ver la información, publicaciones, contactos, entre otros. Ajustar esas preferencias es la primera tarea que debe ejecutar el usuario según su nivel de confianza y el tipo de contenido que comparta. Así como cuidar el tipo de solicitudes de amistad o seguimiento de personas desconocidas o sospechosas que reciba.

  • Utilizar contraseñas seguras y diferentes para cada red social

Una contraseña segura debe tener al menos 8 caracteres, combinar letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos. No se puede usar la misma contraseña para varias redes sociales, ni tampoco datos personales como nombre, fecha de nacimiento o número de teléfono. Es necesario cambiar esas contraseñas periódicamente y no compartirlas con nadie.

  • No publicar ni compartir información sensible o comprometedora

Evitar publicar o compartir datos personales como dirección, número de teléfono, correo electrónico, documentos de identidad, datos bancarios, etc. Tampoco publicar ni compartir fotos o vídeos que puedan afectar la reputación o la de otras personas, o que puedan ser utilizados para chantaje e incluso acoso.

  • Ser crítico con la información se recibe o difunde

No se puede creer todo lo que se ve o lee en las redes sociales, ni tampoco compartirla sin verificar su veracidad. Se debe consultar fuentes oficiales o medios de comunicación fiables para contrastar la información. No participar en cadenas de mensajes, bulos, rumores o noticias falsas que puedan generar alarma o desinformación.

  • Denunciar cualquier actividad sospechosa o ilegal

En caso de detectar algún comportamiento anómalo o malintencionado en las redes sociales, como suplantación de identidad, acoso, amenazas, extorsión, difamación, etc., no se puede dudar para crear la denuncia a la plataforma correspondiente y a las autoridades competentes. También puede bloquear o eliminar a los usuarios que molesten u ofendan.

La ciberseguridad siempre va de la mano con las redes sociales

La ciberseguridad es el conjunto de medidas y prácticas que buscan proteger los sistemas informáticos, los datos y la información de los ataques cibernéticos. Estos ataques pueden tener diversos fines, como robar, extorsionar, sabotear, espiar o difamar. Los ciberdelincuentes pueden aprovechar las vulnerabilidades de las redes sociales para acceder a nuestra información personal, financiera o profesional, o para difundir contenidos falsos o maliciosos.

Algunos ejemplos de ataques cibernéticos que pueden afectar a los usuarios de las redes sociales son:

  • El phishing: consiste en enviar correos electrónicos o mensajes falsos que simulan ser de una entidad legítima, como un banco, una empresa o una red social, para engañar al usuario y obtener sus datos o credenciales de acceso.
  • El malware: es un software malicioso que se instala en el dispositivo del usuario sin su consentimiento y que puede dañar el sistema, robar información o controlar el dispositivo de forma remota.
  • El ransomware: es un tipo de malware que cifra los archivos del usuario y le pide un rescate para devolverle el acceso.
  • El ciberacoso: es el acoso o la intimidación que se realiza a través de las redes sociales, mediante mensajes ofensivos, amenazas, insultos o difamaciones.
  • La suplantación de identidad: es el uso fraudulento de la identidad de otra persona en las redes sociales, para obtener beneficios o perjudicar a la víctima.
  • La desinformación: es la difusión de noticias falsas o manipuladas en las redes sociales, con el fin de influir en la opinión pública o generar confusión.

Mejores prácticas y consejos en las redes sociales

En el mundo actual, donde las redes sociales se han convertido en una parte esencial de la vida cotidiana, es importante estar al tanto de los riesgos y amenazas que rodean los datos personales.

  • Elegir contraseñas fuertes y únicas para cada cuenta

  • Activar la verificación en dos pasos, siempre que sea posible

Esta opción te permite añadir una capa extra de seguridad al inicio de sesión. Además de la contraseña, solicita un código que llegará por SMS, correo electrónico o una aplicación de autenticación.

  • Revisar la configuración de privacidad y seguridad de tus redes sociales

Se debe asegurar que la información personal la vean solamente las personas a quienes los usuarios permitan ver información personal. Esto incluye limitar el acceso de las aplicaciones de terceros a tus datos, y desactivar la geolocalización para evitar dar direcciones.

  • Ser cuidadoso con la información que se comparte en línea

Todo lo que se publica en redes sociales puede ser visto por muchas personas, incluso cuando la creencia popular es que solamente es “a los amigos cercanos”.

Se debe evitar compartir información sensible o confidencial, como dirección, número de teléfono, fecha de nacimiento o tu número de tarjeta. También, algunas fotos o vídeos pueden revelar datos que seguramente el usuario quiere mantener como privado, estos datos pueden ser lugar de vivienda, trabajo e incluso el colegio de los hijos.

  • No aceptar solicitudes de amistad o mensajes de desconocidos

Algunos ciberdelincuentes pueden crear perfiles falsos para intentar engañar o extorsionar. En línea no se puede confiar en muchas personas, en especial en aquellos que no se conocen en persona. Así como tampoco se pueden abrir enlaces o archivos adjuntos sin verificar su origen. En caso de sospechas que alguien está intentando suplantar una identidad o la de alguien que conoces, se debe denunciar y bloquear su contacto.

  • Mantener actualizados los dispositivos y aplicaciones

Las actualizaciones suelen incluir mejoras en la seguridad y la protección de tus datos, por lo que es recomendable instalarlas cuanto antes. También puedes usar un antivirus o un firewall para prevenir posibles ataques o infecciones.

La ciberseguridad y las redes sociales están relacionadas, porque ambas son herramientas poderosas que pueden tener un impacto positivo o negativo en la vida. Por eso, deben ser conscientes de los riesgos y las responsabilidades que implican, lo que requiere actuar con precaución y sentido común.

¡Conozca mucho más sobre ciberseguridad con CyberWar Magazine e Eagle Tech Corp!

Facebook: Eagle Tech Corp

Instagram: @eagletech_corp

Twitter: @eagletechcorp

LinkedIn: Eagle Tech

YouTube: Eagle Tech Corp

Tabla de Contenido

Comparte este artículo en

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Los más leídos

Al Día

Articulos Relacionados

ciberseguridad profesores

Ciberseguridad para profesores

En la era digital actual, la seguridad se ha convertido en un tema crucial para todos, y ciberseguridad para profesores no es la excepción. Con