Cookies, caché e historial: lo que no se conoce tanto de los navegadores

cookies, caché e historial

Las cookies, caché e historial son elementos que conforman el funcionamiento y la experiencia web, haciéndola más dinámica. Sin embargo, escuchar solamente de cookies se ha vuelto algo controversial. Pero, la realidad es que estas se han vuelto fundamentales para el funcionamiento web.

Ahora, ¿existe relación entre las cookies, caché e historial? Por supuesto; todos forman parte de la privacidad y seguridad del usuario. Su uso se incrementa  cada vez más.

¿Qué son las cookies y cómo funcionan?

Las cookies son un fichero de datos. Este fichero almacena y, a su vez, registra toda la información personal del usuario. Esto con la finalidad de guardar la información del usuario en el equipo y proveer una experiencia fluida en la página web. Algunos de estos datos pueden ser el sistema que utilizan, ubicación del usuario, dirección IP, entre otros.

La comodidad de las cookies es que permiten reconocer al usuario, permitiendo una navegación web más personalizada de acuerdo a los gustos de este. Luce como dejar una huella en los sitios que ya ha visitado, y así mostrar respuestas de búsqueda más acertadas a las preferencias que ya reconoce.

Su funcionamiento consiste en notificar al usuario una vez ingresa a una página web que este sitio pide cookies, en lo que el usuario puede aceptar las necesarias o todas. Esta alerta la hacen por cumplimiento a leyes de privacidad del usuario. No importa el tipo de dispositivo o sistema, siempre solicitarán cookies.

Las dos funciones primordiales de las cookies son:

  1. Recordar datos y accesos
  2. Conocer los hábitos de navegación del usuario.

Estas permiten mayor facilidad al cargar las páginas, puesto que una vez aceptadas, quedará ese “fichero de información” y cuando vuelva el usuario, cargará más rápido porque reconoce la búsqueda. Este tipo de información tiene tiempo de caducidad o puede durar indefinidamente. Es más beneficioso cuando se trata de iniciar sesiones en un equipo personal (porque no es recomendable hacerlo en cualquier equipo); así entra el usuario con mayor rapidez sin perder tiempo en el inicio.

Una cookie puede, además, lucir como:

  • Configuraciones y estados de los sitios web visitados en la sesión de navegación
  • Recordar otros datos y preferencias; por ejemplo, el tema oscuro en una web
  • Guardar formularios de pago, direcciones de envío, y otros datos similares
  • Historial de búsqueda
  • Artículos en la cesta virtual (en páginas de compras)
  • Datos de autenticación

Cuando se trata de los hábitos de navegación es cuando entra el conflicto para los usuarios, puesto que son usados como información de análisis de marketing para conocer qué buscan las personas, sus preferencias y cómo realizan las búsquedas. A su vez, es información utilizada para hacer crecer la vida virtual, pero también para mejorar el proceso de búsqueda de cada usuario.

Una buena descripción la compartió Xataka: “Estas cookies son como cámaras de vigilancia colocadas por estas empresas por todo Internet, de manera que pueden saber en qué páginas entras, y, por lo tanto, crear un perfil de tus gustos personales”.

Existen muchos tipos de cookies. La ventaja es que puedes elegir en varios sitios los que prefieres, así como pueden ser eliminadas manualmente (de acuerdo a su tipo, al cerrar la sesión, o posterior a un tiempo). Estos tipos son diversos, las más comunes según Click Datos son:

  • Cookies propias o de terceros
  • Persistentes y de sesión
  • Técnicas, de personalización, de análisis y publicitarias

Caché e historial también son parte de los navegadores

Ahora, el chaché es otra forma de guardar información. Esta función permite, por medio del navegador web, almacenar todo el viaje por la internet; es decir, los datos del servidor. Y procura guardarlos para emplearlos nuevamente.

En cuanto a su función, Hostinger explica el proceso: “Cuando abres un sitio, la caché reúne todos los datos del sitio web, lo convierte en un archivo HTML y lo abre en tu navegador. La próxima vez que abras el mismo sitio, la caché cargará una copia. Esto ayuda al servidor a trabajar más rápido y a no sobrecargarse”.

Así, ayuda al usuario en la velocidad de la búsqueda y ofrece un mejor rendimiento al proceso.

Por último, el historial de navegación es similar a las cookies y el caché, pero en una forma más visible, puesto que en forma de bitácora, almacenará todos los sitios visitados en internet, contraseñas y hasta formularios. 

En un equipo propio, el historial es perfecto para futuras búsquedas o cuando se cierra por accidente un equipo. Pero en otros, se vuelve más complicado para la privacidad; esto aplicado a los tres casos de cookies, caché e historial. De hecho, en caso de encontrarse en equipos de terceros, se pueden borrar en la misma configuración del explorador web sin inconvenientes. 

 Facebook: Eagle Tech Corp

Instagram: @eagletech_corp

Twitter: @eagletechcorp

LinkedIn: Eagle Tech

YouTube: Eagle Tech Corp

Tabla de Contenido

Comparte este artículo en

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Los más leídos

Al Día

Articulos Relacionados

navegación web

¿Qué es la navegación web?

Usted, constantemente, se encuentra realizando una navegación web. Hay muchas palabras que parecen muy comunes o que ya se han normalizado, pero normalmente no sabría