Israel es la nueva ciberpotencia del mundo

Israel

Durante los últimos años, Israel se ha vuelto reconocida con el seudónimo The Startup Nation. Este es el resultado de su plan como ecosistema de innovación y emprendimiento, principalmente por dos factores: generación de valor y una creciente ola de inversionistas extranjeros. Todo esto ha permitido que ahora se posicione en el mercado de innovación y tecnología como el más grande del mundo.

Los aspectos que lo han llevado a esta nueva posición ha sido:

  • La reducción de tasa de desempleo
  • Inversión en investigación y desarrollo
  • Capital de riesgo
  • Startups per cápita de la economía global

Ante todos los escenarios que ha podido vivir el país, Israel ha sabido adaptarse e innovar ante todos esos cambios, enfrentando y proporcionando grandes soluciones. Esto lo pudieron lograr con su personal humano, ya que es uno de los países con mayor porcentaje de ingenieros y científicos, títulos universitarios y publicaciones académicas, lo que demuestra un buen sistema educativo, siendo una de las sociedades más educadas del mundo.

Israel demuestra que Oriente Medio está ganando mucho terreno en la ciberguerra

Así como Israel ha crecido en startups, también lo hace en materia de ciberseguridad y ciberguerra. Recientemente, ha sonado muchísimo por su papel como ” proveedor de software espía” a gobiernos del mundo para controlar a su población “sospechosa”.

Desde marzo del 2020, cuando sonaban los comienzos de la guerra entre Ucrania y Rusia, muchos gobiernos levantaron sus alarmas ante las ciberguerras. Debido a la reputación que ya goza el país euroasiático, el resto de los países buscaba herramientas que les permitiera resguardarse. Sin embargo, la ciberguerra lleva más años, desde mucho antes del 2022. Como explica Política Exterior:

Una ciberguerra abierta y a gran escala podría incomunicar redes cibernéticas civiles y militares, sabotear infraestructuras energéticas y dejar a países enteros sin dinero en efectivo, luz, agua o gas. Tras más de 75 años de su invención, solo nueve países tienen armas atómicas. Decenas, sin embargo, entre ellos Corea del Norte, cuentan con armas cibernéticas sofisticadas.

Y en el clásico mundo del comercio, donde la oferta y demanda dirige los negocios, Israel supo posicionarse como un aliado que ofrece soluciones a la ciberguerra, llegando a ser conocido entre los países fabricantes, quienes además de vender estas tecnologías, utilizan el beneficio de los negocios para ganar favores políticos.

Son conocidos todos los malware y distintos medios de incomodar a los países del mundo con ataques digitales, no obstante, durante febrero del 2017 “la demanda del software de la compañía israelí CYE, aumentó 10 veces”.

Paralelo a ello, sus aliados, como las acciones de los estadounidenses CrowdStrike subieron un 10 % y las de Palo Alto Networks y Cloudflare, un 12 %. Es decir, las grandes compañías supieron crear alianzas estratégicas para mejorar su seguridad con una de las mejores tecnologías en el mundo para lograrlo.

¿A qué se debe ese éxito? Porque la industria informática israelí tiene años en el desarrollo de dominio del espionaje digital y de tecnologías informáticas por medio de Shin-Bet, la agencia de seguridad interna. Esto los ha llevado a estar estrechamente conectados con Silicon Wadi, una zona de reunión entre compañías de alta tecnología de Tel Aviv, Herzliya, Cesárea y Haifa; la misma donde el primer ministro, Naftali Bennett, hizo una fortuna con una compañía de servicios de ciberseguridad que había creado.

Se estima que el programa permite licencias de exportación sólo a gobiernos para su uso en operaciones legales de investigación policial y antiterrorista. Donde se encarga el programa de “aprovechar las vulnerabilidades de teléfonos con sistemas Android e iOS para interceptar y espiar llamadas, mensajes, fotos, videos y activar sus micrófonos y cámaras”.

Un programa que en las manos correctas puede aportar buenas soluciones, pero de la que no impide se aplique en usos contrarios y hasta nocivos a países que buscan reprimir a sus ciudadanos sin motivos más que el poder de un estado. Política Exterior detalla un poco de los casos exitosos y casos delicados donde se ha aplicado Pegasus, el spyware de NSO.

La tecnología de Israel ha llevado al país a ser llamado “The Startup Nation”

Podemos contar otros aspectos que ha permitido a Israel ser la nación de las startups, como la disponibilidad de capital de riesgo, demostrando que sus industrias son innovadoras y poseen un sector financiero muy eficiente capaz de sustentarlas. Tomando en cuenta el informe 2021 del Foro Económico Mundial compartido por Enlace Judío, comentaban todas las áreas de desarrollo y atención global en la que sus miembros se enfocarían, estos serían: 

  • Inteligencia Artificial
  • Machine learning
  • Internet of Things
  • Transformación urbana
  • Blockchain
  • Política de datos
  • Movilidad autónoma y urbana
  • Drones
  • El espacio aéreo del mañana

Por lo tanto, Israel ha conseguido buenas alianzas, además de contar con gran capital humano capacitado, y el sector financiero muy dedicado a permitir que su país siga escalando en la posición mundial. Tal como sintetizó Enlace Judío: “El trabajo colaborativo es un aspecto clave para alcanzar el éxito y en el desarrollo de nuevas tecnologías y creación de startups Israel es experto”.  

 Facebook: Eagle Tech Corp

Instagram: @eagletech_corp

Twitter: @eagletechcorp

LinkedIn: Eagle Tech

YouTube: Eagle Tech Corp

Tabla de Contenido

Comparte este artículo en

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Los más leídos

Al Día

Articulos Relacionados

ciberpotencia

¿Qué es una ciberpotencia?

La ciberpotencia es un tema interesante en la modernidad, puesto que los países y, por lógica, los gobiernos, luchan por tener el primer lugar, además