navegadores privados

Cuando se trata de los mejores navegadores privados, deben ser aquellos que ofrezcan mayor seguridad y privacidad.

Las noticias actuales han traído conciencia sobre la situación digital, y tantos casos han dejado con dudas e inseguridades a millones de usuarios con respecto al uso del Internet. Además, cada vez la globalización y la dependencia del internet es más latente; ¿dónde queda la privacidad en medio de todo esto?

Un ejemplo claro fue el caso del programa PRISM de la NSA durante el 2013. En este se demostraba que compañías como Microsoft, Google, Yahoo, Facebook, Pal Talk, Youtube, Skype, AOL y Apple aportaron al programa de recolección de datos digitales, lo que fue tratado como “vigilancia masiva”. En su momento, tomaron información de millones de ciudadanos: registros de correo electrónico, datos de geolocalización (direcciones IP) e historiales de búsqueda en la web. 

La seguridad en los navegadores privados se puede configurar

Por eso, cada usuario de internet y ciudadano debe buscar sus medidas de protección ante posibles amenazas (sin caer, por supuesto, en la paranoia). Y, para ello, unas medidas adecuadas son los navegadores privados, en la que nos unimos a las 7 sugerencias dadas por NordVPN y que ellos mismos confirman como confiables.

FreeNet

Con un lanzamiento en el 2000, diseñado y desarrollado por Ian Clarke. Es una plataforma Peer-to-Peer. Está pensado en ser un navegador privado resistente a la censura y respetuoso con la privacidad de publicación y comunicación. De hecho, tienen un enunciado muy atrayente en su inicio, con relación al motivo por el que trabajan en este navegador. Tomaron las declaraciones de Mike Godwin de la Fundación Frontera Electrónica: “Me preocupo por mi hijo e Internet todo el tiempo, aunque es demasiado pequeño para haberse conectado todavía. Esto es lo que me preocupa. Me preocupa que dentro de 10 o 15 años ella venga a mí y me diga papi, ¿dónde estabas cuando le quitaron la libertad de prensa a Internet?”.

Tiene una navegación similar a Tor, incluye un software gratuito para la confidencialidad y permite compartir archivos de forma anónima. Es compatible con OpenNet y Darknet. Su desventaja es que por ser una “solución anti-vigilancia avanzada”, puede ser complejo para algunos; además, las velocidades de descarga y subida son más lentas debido a los nodos intermedios que permiten preservar el anonimato.

Vivaldi

“Un nuevo navegador para nosotros y nuestros amigos”. Lanzado desde el 2015. Tiene licencia freeware. Nace de Vivaldi Technologies, del cofundador de Opera, Jon Stephenson von Tetzchner.

Vivaldi posee un estilo completamente libre al usuario, por lo que puede personalizarlo. Centrados en la privacidad, hacen énfasis en sentimientos de vigilancia o anuncios basados en perfiles. “Desarrollar el navegador es nuestro trabajo. Desarrollar el navegador es nuestro trabajo. Cómo lo uses no es nuestro asunto.” Explican en el inicio de su web.

También está disponible para dispositivos móviles con los mismos beneficios de la versión web: herramientas inteligentes, rápido e intuitivo, gestión de pestañas, búsqueda privada, bloqueador de anuncios, filtros personalizados y sincronización cifrada.

De hecho, son muy transparentes en notificar que muchos navegadores se basan en la recopilación de datos. Mientras, lo único que Vivaldi quiere saber es una idea general del número de usuarios, sistemas operativos y ubicaciones.

Waterfox

Desde el 2011, es un navegador de código abierto, cuyas bases provienen de las versiones de soporte extendido del navegador Mozilla Firefox.

Waterfox protege del rastreo; la función es evitar que los rastreadores sigan al usuario durante su visita por internet, impidiendo recopilar datos de hábitos e intereses. Esto no afecta el funcionamiento del sitio y resguarda de programas maliciosos. Aporta grandemente a la navegación privada, eliminando el historial o las cookies una vez se cierra el programa. La telemetría está deshabilitada dentro del navegador, y sólo se utiliza una recopilación de datos limitada para mantener actualizado y seguro al navegador.

Brave

Fue creado en el 2016 por Brave Software, fundado por Brendan Eich (inventor del lenguaje de programación JavaScript). Es un navegador web de código abierto, se basa en núcleo web Chromium, pero posee su propio código.

Aunque es ligero, Brave posee grandes cualidades, como bloqueo a toda clase de anuncios y los rastreadores. Hace imposible el almacenamiento y recopilación de datos y direcciones IP por parte de terceros y anula el rastro en forma de impresiones digitales que suelen dejar los navegadores.

Tor Browser

Este es el más versátil en cuanto a privacidad. Según estuvimos explicando en la edición 12, este es el navegador privado por excelencia debido a sus grandes medidas para luchar contra la censura y el ingreso por el anonimato online. En Conceptos de la web explicamos que su premisa es: “Navega en privado. Explora libremente. Defiéndete del rastreo y la vigilancia. Elude la censura”.

Tor bloquea rastreadores, defiende contra la vigilancia, resiste las huellas dactilares (es decir, los datos que genera el usuario en su actividad en internet), crea cifrado multicapas y navegación libre por sitios bloqueados. El único inconveniente puede ser que, de no conocer bien sobre el buscador, puede comprometerse la configuración. Lo mejor es tener algunas ideas básicas antes de adentrarse con este.

Epic

Desarrollado por Hidden Reflex con bases en código fuente de Chromium. Incluye un proxy encriptado con VPN integrada de forma gratuita. Funciona perfectamente para quienes deseen proteger su historial de navegación de los ISP y cualquier otro recopilador de datos, incluyendo del Wifi público.

Epic es uno de los navegadores privados por bloquear anuncios, rastreadores, huellas dactilares, criptominería, señales de ultrasonido, entre los demás inconvenientes comunes. De hecho, hasta permite hacer las búsquedas por el motor de DuckDuckGo. Cumple la “privacidad extrema: sin auto-sincronización, sin deletreo, sin auto-completar, sin plug-ins.”

Firefox Browser

Este navegador libre y de código abierto es de los más populares. Fue desarrollado por la Corporación Mozilla y Fundación Mozilla, viendo la luz en el 2004. Ellos mismos se definen como “una alternativa más rápida y privada a navegadores como Internet Explorer, y ahora Chrome”.

Firefox bloquea los rastreadores publicitarios, está disponible en más de 90 idiomas a casi todos los Sistemas Operativos, incluidos dispositivos móviles. Bloquea las cookies de terceros, detectores de huellas digitales, criptomineros, permite el modo de navegación privada y hasta ofrece informes de protecciones individuales. Protege de malware y el phishing, además de bloquear las ventanas emergentes. Muchas de las funciones pueden activarse desde su configuración.

Diferentes herramientas de seguridad

Con estos diferentes navegadores privados, queda claro que la funcionalidad que desea el usuario es muy importante. Mientras Tor es bueno, en muchas medidas, funciona perfecto para la Deep web, pero es algo que no todos manejan. Por el contrario, si alguien desea usar internet comúnmente, pero con mayores medidas de privacidad, Firefox puede ser una gran opción. No obstante, las otras alternativas también son válidas.

Cabe destacar que también los software adicionales, extensiones, VPN e incluso un Sistema Operativo, son medidas que se pueden adicionar para una mayor seguridad durante la navegación web.

Eagle Tech Corp tiene la disponibilidad de asesorar en cualquier área de ciberseguridad para usted cuando lo desee. Le invitamos a seguir nuestras redes para mayor información. 

 Facebook: Eagle Tech Corp

Instagram: @eagletech_corp

Twitter: @eagletechcorp

LinkedIn: Eagle Tech

YouTube: Eagle Tech Corp

Tabla de Contenido

Comparte este artículo en

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Los más leídos

Al Día

Articulos Relacionados

navegación web

¿Qué es la navegación web?

Usted, constantemente, se encuentra realizando una navegación web. Hay muchas palabras que parecen muy comunes o que ya se han normalizado, pero normalmente no sabría